¿Cuál es tu ventaja competitiva?

ciegos elefante

A un grupo de hombres ciegos les presentaron un elefante.  Al no poder verlo, cada uno de ellos trató de reconocer de qué se trataba. “Es algo grande y áspero, ancho y extenso, como una alfombra”, dijo el primero, tomando una oreja. El segundo, con sus manos en la trompa, gritó: “No, no es así. Es un tubo rugoso, recto y hueco”. El tercero, apoyado en una de sus patas, señaló: “Es poderoso y firme como una columna”. Y el cuarto hombre, confundido por lo que escuchaba de sus compañeros y, a su vez, agarrando la cola del animal, afirmó: “amigos, estamos delante de una poderosa cuerda”.

Esta vieja y versionada historia, nos habla de la falta de perciptibilidad de la totalidad. Y me acordaba de ella durante esta semana, pues he tenido la oportunidad de colaborar en la sesión de Planeación de una importante y pujante empresa, de nuevo sita en Ciudad de México, trabajando en el fortalecimiento de su visión para el 2013, y la necesidad de entender la importancia de la cadena de valor dentro de la propia compañía.

En cualquier empresa, en cada dirección o área, es fácil ver las cosas como los ciegos al elefante, troceado en partes. Pero los equipos, los departamentos y las empresas, son más una totalidad que la suma de sus elementos. Necesitamos encontrar nuestra ventaja competitiva, nuestra característica definitoria que nos identifique en el mercado, pues si vendemos sólo un producto o servicio, y no somos los primeros, los mejores o los únicos en ello, estaremos vendiendo también para la competencia.

Una vez identificado ese elemento diferenciador clave y la visón deseada, deberemos situar a toda la compañía en la misma senda de trabajo y con la mirada puesta en esa dirección, alineando cada departamento, servicio o actividad, respecto a ese objetivo, y definiendo, a su vez, cómo cada una de las áreas va a colaborar, por sí misma y con las otras áreas, para la consecución de ese objetivo. Necesitamos, además, permear esa información hacia todos y cada uno de nuestros colaboradores y así, que puedan asociar  su tarea diaria, a un destino colectivo, conociendo constantemente su aportación y obteniendo un sentido de propósito en sus actividades. De esa forma, también fortaleceremos la estructura y ofreceremos auténtico valor a esa cadena de acciones, relaciones y operaciones que realiza la empresa.

En nuestro caso, todos salimos satisfechos de Ixtapan de la Sal. Enhorabuena a todos por el extraordinario trabajo realizado, felicidades a Cardif México por el extraordinario capital humano con el que cuenta, y mis mejores deseos para la consecución de esa visión para el 2013. Ahora resta dar seguimiento a todo ese trabajo y realizar todas las acciones, grandes y pequeñas, para conseguir ese exitoso liderazgo. Sin olvidar, como decía Peter Senge, que “los cambios pequeños pueden producir resultados grandes”

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a ¿Cuál es tu ventaja competitiva?

  1. Juan Jose Martinez dijo:

    Jesus. Tu palabras trascienden en oidos sabios. Gracias

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s