Unas felices Navidades: ¿dar o recibir?

dar y recibir imagen

Estos días de Navidad, terminando ya el año, estoy leyendo el interesantísimo libro de Adam Grant titulado “Dar y Recibir. Por qué ayudar a los demás conduce al éxito”. El autor defiende que ser un donante – generoso, en los términos clásicos – no sólo hace a los demás la vida más fácil y productiva, sino que a nosotros mismos nos hace más felices y exitosos.

Un estupendo cambio de paradigma que forma un binomio perfecto con otro cambio de creencia social: aquella que dice que el éxito llega más fácilmente desde la felicidad, en vez de sentirnos felices cuando alcanzamos el éxito. Ambos, en el fondo, están muy interconectados.

El mundo, según el autor, lo podríamos dividir entre donantes y receptores. Éstos últimos se sienten más cómodos recibiendo que dando y, para ofrecer, su beneficio siempre deberá de exceder a sus costes personales. Al donante, en cambio, le gusta dar, darse. Su análisis coste – beneficio se vuelve complicado de entender para el receptor, pues el donante ayudará siempre que el beneficio para los demás exceda sus costes personales. El foco de atención cambia drásticamente: uno mismo, o el prójimo.

El ser humano, cada uno de nosotros y nosotras, nos sentimos a gusto y comprometidos en dar, y en dar mucho: en nuestras relaciones personales, pienso que podemos ser fácilmente donantes. Pero, curiosamente, en el ámbito laboral, nos podemos convertir en una tercera figura, los equilibradores, aquellos que dan si recibirán algo a cambio, que miden cada paso que dan, y ofrecen a los demás lo justo, en espera de recompensa y equilibrio. El miedo a ser explotados, o a parecer bobalicones, fruto de haber experimentado la injusticia, es un miedo demasiado real, que nos tiende a apartar de la generosidad.

Si bien el autor se detiene en el análisis y diferencias entre estas tres tipologías de comportamiento en el ámbito laboral y, destaca el papel de los donantes con una serie de características ganadoras, hoy, y por las fechas en las que estamos, quisiera detenerme brevemente en el concepto del donante exitoso, para recuperar sus acciones generosas, precisamente en los ámbitos más personales.

Y es que, según mi perspectiva, cada unos de nosotros seguimos más fácilmente una misma lógica: cuando nos acostumbramos a olvidarnos de la generosidad en el mundo laboral, al llegar a nuestros hogares, será más difícil poner nuestra atención en los intereses de los demás. Aún cambiando el contexto, es fácil que nuestra trayectoria vital siga caminando por el camino del egocentrismo. El polvo del camino nos lo podemos sacudir en la antesala de nuestra casa, pero su olor, el cansancio y su recuerdo, seguirán presentes.

Por eso mismo creo que en estas fechas es bien importante recuperar, como en tantos sitios se lee, el “espíritu de la Navidad”. Un espíritu originariamente generoso, atractivo, centrado en el otro, en búsqueda de la necesidad y preocupación ajena, entendiendo desde la compasión y queriendo a través de la acción. Siendo capaces de encontrarnos a través de y con los demás. Aquellos que celebramos el nacimiento del Niño Dios, tenemos un modelo bien claro donde mirar; para aquellos que no lo celebren así, siempre será un buen momento de potenciar también la generosidad y la humildad.

Hoy, ¿qué voy a ofrecer a los míos sin tener en cuenta su coste?, ¿cómo voy a conseguir que se sientan más dichosos?, ¿en quién voy a pensar para pensar  en cómo le gustaría, a él o a ella, ser tratado en el día de hoy? Si todos diéramos un pequeño paso y tomáramos una acción en este sentido, entonces sí viviríamos lo que todos los días, de palabra o en postal nos deseamos: unas Navidades más felices.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Unas felices Navidades: ¿dar o recibir?

  1. gloria dijo:

    El tema anterior esta por asi decir, conectado con la pelicula ” cadena de favores” el dar como el recibir…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s