Carta abierta al mundo, en honor a lo que he aprendido.

Pablo

Hoy me incorporo al trabajo de nuevo, después de unas movidas vacaciones, y leía una frase de Gandhi que decía: “Vive como si fueras a morir mañana. Aprende como si fueras a vivir para siempre”. Me ha hecho pensar y, hoy, por la fecha que es, quisiera compartirte, como en un aparte, en voz baja, en confidencia, algo que llevo en mi corazón y que hoy quiero abrir. Hoy, amigo lector, amiga lectora, no hablaré de liderazgo en las empresas. Sí lo haré de liderar nuestras propias vidas. A través de una historia, parte de mi historia.

Y es que hoy es el cumpleaños de mi hijo, es el cumpleaños de Pablo. Cumple cinco añitos. Los que me conocéis personalmente o, incluso, me habéis escuchado en alguna conferencia, conoceréis que mi hijo tiene síndrome de Down.

Hoy no voy a contar toda la historia de cómo fueron los inicios -tras una sorpresiva noticia-, cómo reaccionamos al principio, o cómo ha sido durante estos años el camino, el día a día, que hemos vivido y disfrutado mi mujer y yo con Pablo. Hoy quiero agradecerle, en su cumpleaños, todo lo que he recogido, todo lo que he aprendido de él, de tí, mi hijo, para que ese aprendizaje nos ayude a vivir para siempre, como diría Gandhi.

Cuando naciste, no sabía qué esperar, no sabía que decir, no sabía qué sentir. Hoy, después de cinco años, lo tengo muy claro y  quiero que el mundo se entere porque nunca podré agradecerte lo suficiente que llegaras a mi vida.

Hace tres años, en Navidad, con un muy buen amigo que llegaba de Alemania a casa, y después de una exquisita cena – ya sabes, es una cocinera magnífica – mamá nos preguntó a los dos, mientras tú dormías, qué había sido lo mejor de este año para nosotros, ¿qué es lo que más agradecéis?, nos dijo. Y a mí, rápidamente me vino una imagen: tu sonrisa, tu rostro a diario cuando te iba a despertar en las mañanas o me recibías con un cariñoso beso. ¡Eso ha sido lo mejor de este año para mí!, respondía. Esa cara, esa sonrisa, ese amor mañanero. Y, a día de hoy, para mí, tu rostro, tu sonrisa, tu cariño, no tiene parangón.

La primera cosa que me has enseñado, cariño, es que todos los días se puede levantar uno con una sonrisa, con alegría en los ojos, con una mirada amable. Y cuando no te veo, o necesito de esa alegría, me acuerdo de tí, recuerdo tu carita, y mi rostro, a la par, se ilumina. ¡Gracias por tu luz, y cuánta responsabilidad de iluminar me ofreces!

Cuando pienso en tí, pienso también que todos los hijos necesitan a sus padres, y les necesitan bien. Es muy importante el bienestar de nosotros, los padres, para que nuestros hijos – vosotros – estéis bien. Y eso tú, Pablo, también lo sabes, lo detectas. Es impresionante cómo percibes cuando mamá y yo estamos un poco distanciados o hemos tenido alguna diferencia y nos dices: “papá, mamá: juntos”, y vienes a nosotros para acercarnos, para ayudarnos. He aprendido de tí tu atención, tu mirada, tu conciencia de cómo es necesario que las cosas estén bien entre nosotros para que estén bien contigo. He aprendido a que, con amor, se puede unir más fácilmente. He aprendido, mirándote a los ojos, que los egoísmos no tienen sentido y que sin ellos es más fácil la felicidad. Gracias, cariño por tanto aprendizaje.

Con el transcurrir de estos años, siempre hay una duda que revolotea, una cuestión que de vez en cuando se posa en nuestras mentes, y es sobre tu futuro, hijo. ¿Y qué será mañana? Contigo he aprendido a vivir más el presente, a dejar en manos de Dios lo que no podemos manejar, y centrarnos en lo que podemos organizar, hacer y resolver. Contigo he empezado a dar más importancia al momento presente y disfrutar más. Más de tí, de mamá, de los nuestros y lo nuestro, de nuestras aventuras personales y profesionales, construyendo, sí, para el mañana, pero dejando también espacio a lo que venga, porque lo que llegó, ya no nos lo podrán arrebatar y podremos recordarlo con agradecimiento. He aprendido a agradecer, a esperar, a vivir y a querer. Gracias, hijo, gracias, Pablo.

Pablo, hijo, eres especial, por eso no te cambiaría. No te puedo querer de otra forma, y por eso me has enseñado también sobre la aceptación. Claro que lo tengo que trabajar mucho más, pero me has enseñado a entender que debemos aceptar la realidad que no podemos cambiar, y cambiarnos a nosotros para ver con otros ojos esa realidad. Por eso disiento de que tú, hijo mío y tu discapacidad, hayáis sido un regalo enviado del cielo. No, nosotros, mamá y yo, lo hemos convertido, con la gracia de Dios, en un regalo, en el más maravilloso que podríamos tener. Y por eso, y por nosotros, a tí, Pablo, no te cambiaríamos en nada ni por nada. Gracias por enseñarme tanto sobre la aceptación, gracias por mostrarme el camino de la superación no resignada, gracias por enseñarme sobre la diferencia y quitarme los miedos que la rodean.

En definitiva, Pablo, me has enseñado a ver la vida de otra forma, me has enseñado a sentir más, a vivir más, a vivir mejor y más profundo. Antes de llegar tú, cuántas cosas decía o sabía, pero no estaban insertas con profundidad en mi corazón. Tu llegada supuso, al principio, un terremoto violento que removió muchas convicciones. Hoy, esas convicciones han encontrado cimiento profundo, pilares robustos, y una mayor consciencia. Gracias, hijo, por servir para remover mi vida y darla más sentido.

Muchas felicidades, Pablo, muchas felicidades, hijo. Sabes que eres lo más importante para tu mamá y para mí. Ojalá que nuestra labor la hagamos de tal manera que nunca seamos límite para tus posibilidades. Un beso muy fuerte ¡¡y feliz cumpleaños!!: tu padre que te quiere.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

38 respuestas a Carta abierta al mundo, en honor a lo que he aprendido.

  1. Pablo, he leído con atención plena las palabras de vida que dedicas a tu hijo, me conmueve lo que escribes y creo también que él llego a sus vidas para hacerlos mejores seres humanos. Felicidades a los tres.

  2. Luis Zubialde dijo:

    Felicidades Pablo! Que seas muy feliz. Se que lo serás por el amor que te rodea y que tu facilitas.

    Jesús, enhorabuena por los motivos que te llevan a escribir esta carta tan bonita y gracias por compartirla. Hay frases en ella que aplican a todo el mundo, a los que tenemos hijos sin discapacidad y a los que no tengan hijos también
    Un fuerte abrazo
    Luis

    • Muchas gracias, Luis, por tu cariñoso comentario! Estoy más que de acuerdo contigo, hay frases y fórmulas que se pueden aplicar en la discapacidad y cuando ésta no se da. Y nos tienen que enseñar tanto… Un abrazo!

  3. Maria Toledo dijo:

    Que palabras tan hermosas

  4. Mariano dijo:

    Jesus: Felicidades para Pablo y enhorabuena a ti y a tu mujer por tener una persona, que como ya hablamos en su día, solo puede traeros alegrias, disfrutar de ello.
    Un muy fuerte abrazo.
    Mariano

    • Hola Mariano! Sí, recuerdo muy bien nuestras conversaciones!!, con mucho cariño y afecto. Gracias por seguir por ahí, leyendo y comentando, significa mucho para mí, sore todo aquí, un poquito lejos… UN fuerte abrazo

  5. Orlando Tavira dijo:

    Gracias por compartir este artículo tan profundo y personal. Definitivamente la aceptación y el amor son una decisión, mas que solo una circunstancia. Felicidades a tu hijo y a ta familia entera!

  6. Arturo Aguirre dijo:

    Jesus: estas hecho de muy buena madera, FELICIDADES!
    Arturo Aguirre

  7. Muchisimas felicidades a Pablo que es un niño encantador, y muchas felicidades a ustedes sus padres que a pesar de todo lo cuidan y se están al pendiente de el y como usted en un articulo pasado lo menciono, las personas vemos las cosas como queremos y Pablo es un regalo de Dios, enhorabuena, tiene un hijo maravilloso esa clase de niños que logran enseñarnos tantas cosas que no cualquiera lo hace, son niños demasiado alegres y luchistas en la vida, que aveces en vez de nosotros enseñarles cosas a ellos, ellos terminan dejándonos una gran enseñanza.
    muchas felicidades, y saludos desde Piedras Negras, Coahuila, México.

    • Muchas gracias por el comentario tan afectuoso! Me llega su cariño y, desde luego que depende de nosotros cómo observamos las cosas. La que he elegido yo es de amor y aprendizaje, y cuánto me enseñan! Un abato desde Ciudad de México. Estuve a punto de ir a dar una conferencia por su tierra pero no se terminó de concretar. Ojalá que pronto… Saludos

  8. monicalgz dijo:

    Felicidades a tu hijito. Es lo primero que he leído hoy al despertar, y no se puede leer algo más lindo! Gracias también a ti!

  9. José Luis dijo:

    Jesús, muchas felicidades para Pablo, para Yolanda y para tí. Me ha encantado leer tu carta y me confirma en lo que conocía de algunas familias en las que hay un síndrome de down. Lo que al principio es un shock, se convierte en una joya ¿Cuando?… Cuando pasamos de la resignación a la aceptación y, si somos capaces de aceptar. Por qué son una joya?… Porque nos enseñan a expresarnos de forma abierta, sincera y natural. Las emociones, el cariño y las cosas vitales y esenciales se convierten en el centro del día a día. La olla de la familia siempre está llena y caliente, para alimentarnos de afectos y cariño. Besos a los 3.

    • Hola Josechu! Muchas gracias por tu cariño. Tú has conocido de ese shock y también de nuestras alegrías, y de lo que representa era nosotros Pablete. Y fue contigo con quien conté parte de su historia, a través de aquella conferencia!! El mismo rubor sentía al escribir este post como cuando me pensé si hablar de nuestro hijo en aquel auditorio, con vosotros. Después, he tenido noticia de haber hecho mucho bien, así que Pablete va tocando a más gente… Seguimos en contacto, Josechu, y que sigamos alimentando esa olla y siempre esté llena!!. Un abrazo y hasta pronto!

  10. Joaquin García dijo:

    Muchas felicidades a Pablo! , a ti y a tu esposa y gracias por compartir estos sentimientos que llegan a lo profundo y que te hacen reflexionar y agradecer al creador por poner en tu camino esos ángeles que tenemos en casa.

    Un abrazo Jésus!

  11. Juan Carlos dijo:

    Muchas Felicidades queridos Papas por tener un ángel que los ayuda a ser mejor día con día, y gracias por compartir esta alegría con tus lectores y seguidores que nos sorprendes mas con cada articulo.

    Recibe un fuerte abrazo, otro mas para tu esposa y el mas grande para ese ángel llamado PABLO.

    saludos.

    • Muchísimas gracias por tu comentario y la felicitación. Es un gusto compartir esa felicidad y sentimientos con quien sabe recibirlos! Gracias de nuevo. Un fuerte abrazo y seguimos en contacto!

  12. Gaby Gil dijo:

    Me conmovió mucho tu carta, no cabe duda que Dios manda a papas especiales niños especiales y que vienen a traernos un aprendizaje que ni los libros ni las mejores universidades nos pueden dar. Que bendición para Pablo otro año más y tener a papas como ustedes.

    • Muchas gracias, Gaby, por esas hermosas palabras. Y sí las universidades y los libros se quedan bien cortos con las enseñanzas de la vida y de los hijos que nos dan tanto. Un abrazo y seguimos en contacto. Excelente finde!

  13. Mario dijo:

    Estimado Jesús, leí con agrado tu carta, lograste generar en mi una emoción y percepción de lo que la condición significa y las bendiciones que se reciben por ello, pero no solamente ustedes, sino esa gran cadena que generas al hablar con el corazón y compartirlo.
    Gracias por la confianza y el entusiasmo que caracteriza a tu familia y al escoger México como su segundo hogar, reciban también todo nuestro cariño.

    • Muchas gracias por tus palabras, Mario, y por seguir ahí después de unos años desde que nos conocimos, lo recuerdo muy bien! Gracias por el cariño y el afecto. Me permite hablar con el corazón, y a tumba abierta, y no ha tenido mas que bendiciones… Un abrazo y seguimos en comunicación. Saludos y buen finde.

  14. Angélica Chávez dijo:

    Jesús

    Me pareció increíble tu retrato, a pesar del poco tiempo que platicamos esa vez en Cancun, me diste la impresión de ser un padre entregado a su familia y hoy lo compruebo con este texto. Quiero comentarte que me encantó la parte donde dices: “Contigo he aprendido a vivir más el presente, a dejar en manos de Dios lo que no podemos manejar, y centrarnos en lo que podemos organizar, hacer y resolver. “, tienes mucho razón ya que todo el tiempo estamos tratando de ver el futuro y no disfrutamos el presente, nuestra familia, nuestro cuerpo, nuestra juventud. Gracias por tan bellas palabras, que Dios siga bendiciendo tu futuro y tu familia.

    • Hola Angélica! Muchas gracias por tu mensaje. Como dices, uno de esos aprendizajes es el de vivir com intensidad, consciencia y responsabilidad el presente. Y, cuando hay circunstancias adversas o que no controlas, creo que es más importante. Gracias de nuevo por tu cariñoso comentario y bendiciones. Seguimos en contacto!

  15. Adamo dijo:

    Hola Jesus…

    Felicidades por el 5o aniversario de tu maravilloso hijo y enhorabuena por ese gran aprendizaje y superación…

    Adamo

  16. Marisa dijo:

    Gracias Jesús, por hacernos partícipes de tu historia y abrirnos la puerta de tus sentimientos.
    Todos los padres tendemos a cuidar de nuestros hijos pero sin duda cuando tienen una discapacidad la incertidumbre, el miedo al futuro es algo que nadie lo puede imaginar si no pasas por ello, tengo experiencia familiar y entiendo tus palabras, sobre todo cuando uno se pregunta ¿porque? y que cuando le tienes en tus brazos, le besas y le miras a la cara todo se olvida. Los niños con Síndrome Down son especiales, por que para ellos todo es felicidad y sus sentimientos se magnifican más, en ellos no hay más que alegría y sonrisas, esa mirada especial con sus ojos vivos por recibir lo mismo que te da.
    Dios os ha dado a Pablo por que seréis los mejores padres que podría tener donde vuestra felicidad será mucho mas intensa que en cualquier otra casa.
    Deseo que sigáis viviendo a tope cada día, y de lo mucho que vais a disfrutar y aprender de él.
    Hay una frase con la que me quiero despedir, y que pienso mucho en ella, y que veo que tu la haces también partícipe en tu vida.
    “Valora lo que tienes, supera lo que te duele y lucha por lo que quieres”

    • Hola Marisa, gracias por tu comentario y cariño! Esa puerta íntima de los sentimientos a veces uno se resiste a abrirla pero cuando lo hacemos, ¡qué recompensas trae! Lo has descrito muy bien, cerca, muy cerquita de él, al verle, y abrazarla, y besarle, sólo aparece ese amor de ser que tienes en frente. Un abrazo y gracias por compartirme también tu sentir. Y me apunto la frase, me gustó mucho! Seguimos en contacto.

  17. Maite Martínez Lafraya dijo:

    Buenos días Jesus, conozco varias personas que viven tu experiencia con hijos como el tuyo.
    Hace tiempo me di cuenta analizándolos personalmente e individualmente que todos ellos/as tenían algo en común , son maravillosas personas. No tengo duda alguna que han sido sus propios hijos los que les han hecho así. He pasado 2 embarazos y nunca hice la prueba que detectaba el down, porque yo ya sabía entonces por las vivencias anteriores con mis amigos, que si mi hijo era un down , era una bendición en nuestras vidas. Así que gracias por compartir tu alegría, y enhorabuena por tu suerte!!

  18. Hola Jesús, muchas felicidades para Pablo y para vosotros. Que sigáis disfrutando del amor mutuo. Pura vida!!

  19. Paty dijo:

    Jesus muchas gracias por esas bellas palabras de amor, de verdad que no pude evitar sentir un nudo en la garganta. En definitiva el amor a un hijo es lo mas grande y maravilloso que nos puede dar la vida. De todo corazon envio un abrazo y bendiciones.

    • Hola Patricia, muchas gracias por escribir y tu afectuoso comentario. Sí, los hijos dan un vuelco al corazón y lo que viene de ellos, toca, toca el alma. Más en algunos casos, pienso yo. Gracias de nuevo por las cariñosas palabras y hasta pronto! Un abrazo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s